Soñando desde Plasencia por la población refugiada de Palestina

Plasencia acogió la última de las seis acciones de movilización social por la población refugiada de Palestina que se han celebrado por diferentes puntos de Extremadura dentro del proyecto “La juventud extremeña se mueve por los ODS y los DDHH de la población refugiada de Palestina”, financiado por la AEXCID.

Esta acción tuvo lugar el domingo, 26 de enero de 2020, y la puso en marcha el grupo de Scouts Kennedy 512 en la Plaza Mayor de esta localidad. En esta ocasión, el grupo de jóvenes instaló una mesa en la puerta del Ayuntamiento con cinco cajas encima. También colgaron entre las columnas del soportal de granito una pancarta en la que se podía leer “Sueña… por la población refugiada de Palestina”.

El objetivo de todo esto era animar a las personas que paseaban por la plaza a participar en una actividad en la que tenían que contar sus sueños personales. Después se invitaba a que estas personas eligieran una de las cajas que estaban sobre la mesa. En cada una de ellas había un objeto: un avión, un libro de texto, unas zapatillas de deporte, un fonendoscopio, una paloma de la paz y una llave. Objetos relacionados con los sueños de cinco personas refugiadas de Palestina.

Tras descubrir esos objetos, los participantes de la actividad veían vídeos que explicaban el sentido de cada uno. El libro de texto representaba el sueño de Abeer, maestra de una de las escuelas que UNRWA tiene en Gaza. Su sueño: que todos los niños y niñas puedan tener una educación de calidad que les haga ser libres.

El avión simboliza el sueño de Abdul, un niño refugiado en Yarmouk, Siria. Su deseo es ser piloto para poder viajar por el mundo y encontrar a sus amigos y amigas que han tenido que huir de Siria por la guerra. Y así hasta cinco diferentes sueños.

Tras ver las historias de estas personas, cada participante escribía un sueño para ellas en la pancarta colgada en la puerta del Ayuntamiento de Plasencia.

Deseos como “Espero que puedas estudiar lo que quieras” “Sueño que todos y todas tengan acceso a una sanidad de calidad” o “Sueño que todas tengan paz”.

Unas 50 personas plasmaron sus sueños para la población refugiada de Palestina en una pancarta de dos metros de largo que se colgaría después en un lugar público de la ciudad para que toda la población pueda leer los mensajes escritos.

“A la gente le ha encantado la actividad” decía uno de los scouts. “Hay personas que nos han dado las gracias por hacer este tipo de cosas y quienes se han emocionado al ver las historias”, comentaba otra.

Tras asistir a varias sesiones sobre Derechos Humanos, ODS y población refugiada Palestina guiadas por la técnica de Educación de UNRWA en Extremadura, el grupo de scouts decidió poner en marcha esta acción de calle para sensibilizar a sus vecinos y vecinas sobre la situación de la población refugiada de Palestina.

Compartir