El IES Misericordia visibiliza a las mujeres refugiadas de Palestina como heroínas

La performance “Game Over al Patriarcado”, protagonizada por 25 chicos y chicas del Grupo de Promotores y Promotoras de DDHH y ODS del IES nº26 Misericordia, visibilizó el pasado 13 de diciembre, gracias al teatro social, los retos a los que se enfrentan las mujeres refugiadas de Palestina desde su dignidad y resiliencia.

El grupo, creado por UNRWA Comunidad Valenciana, ha participado junto a un centenar de compañeros/as en un programa de Educación para la Ciudadanía Global que ha permitido mejorar sus conocimientos, incrementar su sensibilización e impulsar su movilización por los derechos.

Esta movilización ha llevado recientemente a que 5 mujeres heroínas refugiadas de Palestina hayan protagonizado una performance en la que, en un videojuego, fueron perdiendo “la partida”, sin lograr sus sueños, debido a la ocupación militar y al sistema patriarcal que las oprime y que impacta directamente sobre su acceso a un trabajo digno, sus cargas familiares, la brecha salarial o su baja representatividad política, por ejemplo. Sin embargo, el #bonustrack de Igualdad de Género permitió que una de nuestras jugadoras rompiera el “Muro del patriarcado”, dando paso a una nueva partida en un mundo igualitario sin dicriminación por razón de sexo, religión, lugar de nacimiento, etc. “Me ha gustado concienciar sobre el machismo y dar a conocer las situación de las mujeres y niñas refugiadas de Palestina”, señalaba emocionada una de las chicas participantes.

El grupo, creado por UNRWA Comunidad Valenciana, ha participado junto a un centenar de compañeros/as en un programa de Educación para la Ciudadanía Global que ha permitido mejorar sus conocimientos, incrementar su sensibilización e impulsar su movilización por los derechos.

Esta movilización ha llevado recientemente a que 5 mujeres heroínas refugiadas de Palestina hayan protagonizado una performance en la que, en un videojuego, fueron perdiendo “la partida”, sin lograr sus sueños, debido a la ocupación militar y al sistema patriarcal que las oprime y que impacta directamente sobre su acceso a un trabajo digno, sus cargas familiares, la brecha salarial o su baja representatividad política, por ejemplo. Sin embargo, el #bonustrack de Igualdad de Género permitió que una de nuestras jugadoras rompiera el “Muro del patriarcado”, dando paso a una nueva partida en un mundo igualitario sin dicriminación por razón de sexo, religión, lugar de nacimiento, etc. “Me ha gustado concienciar sobre el machismo y dar a conocer las situación de las mujeres y niñas refugiadas de Palestina”, señalaba emocionada una de las chicas participantes.

Compartir