Jóvenes de Don Benito comparten historias de personas refugiadas de Palestina

Un grupo de jóvenes de Don Benito (Badajoz) de la Asociación Achikitú realizaron el pasado 19 de julio una acción de calle para dar a conocer la situación de las personas refugiadas de Palestina.

La Avenida de la Constitución, arteria principal de la vida social y comercial de esta localidad, fue el lugar elegido por las jóvenes para poner en marcha esta actividad. Su objetivo: que las vecinas y los vecinos de Don Benito conocieran mejor y empatizaran con la población refugiada de Palestina escuchando sus historias de vida.

La actividad consistió en invitar a las personas que paseaban por la avenida a sentarse, ponerse unos auriculares y escuchar las historias de un médico voluntario de Gaza y de una estudiante de 15 años ganadora de un concurso internacional de mensajes por la paz.

Las narraciones, grabadas con las voces de las propias jóvenes, cuentan las inquietudes de Rami, personal sanitario que vivió la muerte de una de sus compañeras mientras ejercía su trabajo socorriendo a personas que se manifestaban pacíficamente en las marchas del retorno de la franja de Gaza. A pesar de esto y de haber sufrido él mismo impactos de bala, Rami afirma que su trabajo como médico es más importante que sus heridas y sigue asistiendo a las personas que le necesiten.

Escuchar la historia de Rami

También compartieron a través de los audios la historia de Jameela, una joven estudiante de una de las escuelas de UNRWA en Gaza, que recientemente ha sido la ganadora de un concurso internacional de mensajes para la paz. Lamentablemente, Jameela no podrá asistir a la ceremonia de entrega de premios en Georgia, Estados Unidos, debido a las restricciones de movimiento impuestas por Israel a los residentes de Gaza, donde los viajes fuera del enclave están severamente restringidos.

Escuchar la historia de Jameela

Unas 30 personas escucharon las historias de Rami y Jameela esa mañana en Don Benito. Después, inspirados por lo escuchado, dejaron escritos sus mensajes de paz y solidaridad en una pizarra instalada para tal efecto. Antes de seguir con sus compras o recados, recibieron en papel la historia escrita que habían escuchado y una tarjeta identificativa y personalizada como agradecimiento a su participación.

Esta acción es parte del proyecto “La juventud extremeña se mueve por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y los Derechos Humanos de la población refugiada de Palestina” que está desarrollando UNRWA Extremadura en diferentes puntos de la región y que cuenta con financiación de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional al Desarrollo (AEXCID).

Un proyecto de Educación para la Ciudadanía Global que pretende dar formación a las y los jóvenes de Extremadura sobre Derechos Humanos, ODS, igualdad de género y población refugiada de Palestina. Así como proporcionarles herramientas para que puedan poner en marcha acciones de movilización social, como la realizada en Don Benito, que defienda los Derechos Humanos en general y de la población refugiada de Palestina, en particular. El fin de este proyecto es potenciar las capacidades de la juventud extremeña como agentes de cambio que sean capaces de impulsar procesos de movilización y de transformación social en sus entornos más cercanos.

 

 

Compartir