Alumnado de secundaria trabaja los derechos humanos como ciberperiodistas

 

Realizan una rueda de prensa en las aulas sobre la realidad de la población refugiada de Palestina, promoviendo los Derechos Humanos (DDHH) y la igualdad de género.
Este programa pedagógico es parte del proyecto" No Arrinconemos La Paz: Derechos Humanos y ODS desde las aulas" desarrollado por UNRWA España con el apoyo financiero de la AECID. La iniciativa tiene lugar en las aulas de 4º de la ESO de tres comunidades autónomas: Aragón, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid, donde el alumnado conoce y se moviliza por los DDHH y los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) a través de la narrativa digital y de pautas para el periodismo ciudadano.

 

 La intervención en las aulas de secundaria consta de cuatro sesiones teórico-prácticas y durante la segunda de estas sesiones, el alumnado tiene la oportunidad de realizar una rueda de prensa, cubriendo el testimonio de una persona refugiada de Palestina, quien relata su historia de vida vinculándola a un derecho humano y ODS concreto. Esta práctica esta siendo compartida a través de una intranet educativa privada de UNRWA España, donde el alumnado relata periodísticamente lo comprendido tras las sesiones.

Tras escuchar el testimonio de Adib Tamishi, refugiado de Palestina en Líbano, el alumnado de un IES en Zaragoza recoge las siguientes impresiones: "Lo que más me ha impactado es que tuvieron que huir muy jóvenes, en vez de jugar como niños tenían que sobrevivir (…) Tuvieron que alejarse de su familia muy pronto, teniendo el miedo de que pudiese pasar algo y sin saber si les volverían a ver”. También aprenden y se interrogan acerca delos símbolos de paz y justicia que acompañan a la población refugiada de Palestina: “La llave de la nakba simboliza el sueño o deseo de volver a su hogar” (…) “Me ha impactado que todavía guarden la llave de su casa, tienen la esperanza de volver allí...”.

Historias de vida, testimonio y relato: herramientas imprescindibles para vincular lo local con lo global

El uso de las historias de vida que propone este programa pedagógico, permite acercar el alumnado a la realidad de la población refugiada de Palestina y al contexto social y cultural que les rodea. Es por ello que resulta de utilidad para explicar perspectivas y debates estructurales sobre los derechos humanos, que pueden ser contrastados con hechos y acontecimientos narrados en primera persona: “Me ha impactado que tuvieran que repartirse por el todo el mundo para buscar un nuevo lugar donde vivir, que desde hace 70 años no se solucione su situqación y que su día a día era muy duro por las condiciones en las que estaban”.

Es impresionante ver como en lugares tan pequeños hay tantas personas refugiadas, que de la noche a la mañana te tengas que ir de tu casa a otro país y no poder regresar” (…) “Pero después de todo lo malo, UNRWA tiene un montón de escuelas, centros médicos para ayudar a toda esa gente; eso me ha parecido genial y espero que muchas más organizaciones como esta ayuden a la población refugiada

Los derechos humanos desde la cotidianidad de las niñas y mujeres

A los chicos les dejan vivir en la residencia de estudiantes y a mí y a otras chicas no" cuenta Rana Moqbel, relatando algunas de las dificultades que las mujeres palestinas enfrentan al estudiar en la universidad. Rana colabora con UNRWA España y, durante los últimos meses, ha acompañado este proyecto en varios IES de la Comunidad de Madrid, narrando y compartiendo sus vivencias como mujer estudiante de Palestina con el alumnado de los centros educativos.

Su historia no sólo ha impactado a quienes la escucharon, sino que ha permitido que el alumnado recoja su testimonio de manera personal y reflexiva, como muestra el trabajo realizado por dos alumnas de un IES en Coslada: “Rana y su familia llevan en esta situación desde 1948 desde que su abuelo tuvo que salir corriendo de su pueblo y vivir en un campo de refugiados donde conoció a su abuela. En esos campamentos las casas están muy juntas y las mujeres casi no tiene trabajo (...) Esta valiente mujer conoce varios idiomas y estudió física electrónica. Queremos contar su historia y hacer que se cumplan los derechos humanos ya que si todos aportamos un granito de arena podemos ayudar a mejorar estas duras condiciones”.

Al fin y al cabo, tal y como reflejan los mensajes y lemas elaborados por un grupo de estudiantes de un IES de la Comunidad Valenciana para la intranet educativa del proyecto, es importante movilizarnos y luchar por la igualdad, tanto aquí como en el territorio Palestino ocupado:

“#UNMUNDODEIGUALDADPARATODOS

¿el mundo es plano o redondo? Plano o redondo sigue siendo el mundo.

¿Mujeres u hombres? Sean mujeres u hombres siguen siendo personas.

TAL COMO EL UNO Y EL OTRO, TIENEN LOS MISMOS DERECHOS.”

Compartir